Tuti Freixas, la Académica

La jugadora de Cementista nos cuenta cómo tomó la decisión de irse a jugar a Racing.

Agustina Freixas, la Tuti, como es conocida en el ambiente, está jugando profesionalmente al futsal en Racing Club, en la provincia de Buenos Aires, y nos cuenta sus sensaciones al respecto.
Sobre cuándo fue su llegada contó que "el 24 de febrero llegué a Buenos Aires para incorporarme al equipo. Racing ya había comenzado la pretemporada, pero como no podía viajar antes y recién pude sumarme en esa fecha en enero empecé a entrenar por mi cuenta, para estar bien físicamente cuando me sumara al equipo".
Con respecto al hecho de jugar profesionalmente dijo que "siempre fue un sueño pendiente de mi vida, el querer enfrentarme a nuevos desafíos en este deporte, seguir creciendo, aprender cosas nuevas y potenciar las cosas que he aprendido". Explicó que "postergaba ese sueño por mi carrera de nutricionista, y esperé a estar recibida para buscar esta oportunidad, recién ahí me contacté con ciertos clubes de Buenos Aires y terminé eligiendo a Racing por varios motivos y por las buenas condiciones que me ofrecieron para poder vivir allá".
Sobre su profesión de Nutricionista comentó que "me gusta mucho, por eso no la quería dejar de lado, siempre me pareció importante poder llevar ambas cosas a la par, porque la realidad es que del fútbol es difícil vivir y en algún momento se termina". Además agregó que su profesión "se puede involucrar mucho con el deporte, siempre lo tuve en cuenta". Y explicó que "no cabe dudas de que una buena alimentación es fundamental para alcanzar el mejor rendimiento deportivo. La Nutrición es un factor más, de los tantos que hay que tener en cuenta" y contó que quiere seguir especializándose en el área del deporte y la nutrición "para poder ayudar a los deportistas con su rendimiento".
Al analizar si fue una decisión difícil de tomar o no aseguró que "me costó mucho dejar Cementista por un tiempo hasta que vuelva, porque es un excelente club y lo amo, me he formado ahí desde que empecé en el futsal y las chicas son mi segunda familia. Pero me di cuenta que tenía que moverme, buscar nuevas oportunidades y experiencias que acá en Mendoza no podía tener, porque hay un excelente nivel de futsal en nuestra provincia, pero quería medirme en torneos distintos".
Sobre su presente y futuro comentó que "en principio me fui con la idea de estar un año, pero iré viendo qué va pasando, cómo va avanzando todo y cómo me trata el año, teniendo en cuenta la situación que estamos atravesando ahora con la pandemia".
Con respecto a las diferencias que hay en el futsal de Mendoza y el que se juega en Buenos Aires analizó que "en Mendoza somos más pacientes para jugar, para realizar las rotaciones y de esa forma poder generar espacios para atacar y somos un poco más agresivos en la marca. En Buenos Aires al tener algunas reglas distintas (como la del arquero, la forma de sacar laterales y tiros de esquina) el juego se vuelve más ofensivo, quieren atacar permanentemente, aprovechando el saque largo de la arquera y los pelotazos largos".

Por Santi Tagua. 

09/04/2020 - Autor: AAA