Academia Futsal

Cómo fue el campus de verano que se realizó en la Universidad Nacional de Cuyo liderado por Eduardo Strugo, el Rulo Guisasola y Facu Fornies.

Son tres hombres capaces y apasionados con lo que tiene que ver con el futsal. Pero lo más importante es que son innovadores y eso hace que eleven el nivel de nuestro deporte. Estamos hablando de Eduardo Strugo, el Rulo Guisasola y Facu Fornies, quienes decidieron no frenar durante enero e idearon un campus de verano en las instalaciones de la Universidad Nacional de Cuyo con treinta jóvenes. "Era una idea que teníamos con el Rulo desde hace mucho tiempo, pero la verdad que no lo teníamos planificado que fuera este año. Pero un día en diciembre nos contactamos y decidimos largarlo", cuenta Strugo, quién está al frente del primer equipo de la UNCuyo que juega la Primera B de Fefusa. "Fue una experiencia muy grata. Era algo que, cómo dijo Eduardo, salió de un día para otro, era algo que teníamos ganas hace mucho y lo importante es que tuvimos muy buena convocatoria", agrega Guisasola, hoy técnico del CUC que hizo una buena campaña el año pasado en la Primera A masculina. ¿Qué es Campus?, era la pregunta obligada para conocer un poco más en detalle lo que se hizo a través de las cuatro semanas que durante este proyecto que se dio en llamar Academia de Futsal. "Campus es un término que se maneja mucho en el básquet y es enseñar fundamentos. Nosotros nos basamos este mes en el juego individual tanto de ataque como en defensa y en el juego de dos también en ataque como defensa. Dedicamos una semana a cada cosa", aclara Facu Fornies. Guisasola rápidamente aclara que: "son conceptos que se trabajan en la formación, pero hoy en los clubes muchas veces se han descuidado porque se priorizan resultados y el juego global. Entonces a los chicos que no los tenían se los reforzamos y a los que no los tenían, se los enseñamos. Son aspectos básicos del juego". Eduardo Strugo nos aclara que se hizo para jugadores juveniles de la Universidad, de Murialdo y de CUC que son con quiénes ellos trabajan todo el año. "No queríamos tener muchos jugadores y era una prueba. Lo que si fue totalmente gratuito. Ya la próxima si estará abierto a todos los clubes pero con un cupo para poder trabajar bien con cada uno". "A nosotros nos hace bien porque es volver a las raíces y eso es muy importante más allá de que después uno dirija a un equipo de alta competencia", cuenta Strugo. Uno podía ver la cara de felicidad de los chicos al irse tras el trabajo y eso es una señal inequívoca de que las cosas se hicieron bien. Para el final, Guisasola nos adelanta que vendrán fechas en semana santa o invierno, siempre con la intención de brindar a los chicos la posibilidad de aprender y seguir creciendo. Bienvenidos sean los revolucionarios.

28/02/2020 - Autor: AAA